martes, 27 de mayo de 2014

19ª MARCHA DEL SILENCIO. ¡NI OLVIDO,NI PERDÓN!





El 20 de Mayo de 1996 se realizaba la primer Marcha del Silencio, “Por verdad, memoria y nunca más marchamos en silencio, en homenaje a las víctimas de la dictadura militar y en repudio a las violaciones de los derechos humanos” fue la consigna que eligió Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos aquella vez. Este año fue la marcha número 19, han variado los climas, se han sumado nuevas generaciones, han cambiado las consignas y las coyunturas, pero el objetivo se ha mantenido inquebrantable: alcanzar la verdad y la justicia respecto a los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar, y derrumbar la impunidad -la de ayer y la de hoy-.
"¿Dónde están? ¿Por qué el silencio?" fue la consigna de este año. La convocatoria de Familiares consignaba además un texto en el que explicaba que los silencios posibles de cara a la marcha eran dos, "Por un lado el silencio de aquellos que por más de 40 años reclaman por el paradero de sus familiares, sus amigos/as, sus compañeros/as, los que exigen la verdad. Este silencio está cargado de dolor y de injusticia, está respaldado por cada foto, por cada persona que marcha; es la voz ensordecedora de cada desaparecido/a" y "el otro silencio es el de aquellos que saben donde están, el de los de quienes tienen la obligación de investigar y juzgar a los que cometieron los horrores del pasado".
En Uruguay la impunidad sigue reinando. A pesar de los avances, los hallazgos y las victorias, la impunidad sigue reinando. Son más de 210 los compañeros desaparecidos, sobre la inmensa mayoría no hay pistas ni datos de su paradero. Los torturadores civiles y militares son cientos: ejecutores, ideólogos, cómplices; encarcelados hay menos de diez, y están además en una cárcel VIP. La Suprema Corte de Justicia levanta "murallas" llenas de impunidad, el poder legislativo no termina de anular la aberrante ley de impunidad, las FFAA siguen guardando silencio y ocultando datos mientras el poder ejecutivo no tiene interés en presionar a las filas militares para que hablen. Entretanto las organizaciones sociales siguen luchando por alcanzar un escenario más justo y menos impune.
En la marcha estuvieron los familiares y estuvieron los compañeros desaparecidos antes de cada unánime "¡presente!" y en cada fotografía; estuvo CRYSOL con una pancarta que clamaba "Justicia para los 5 fusilados de Soca"; decenas vinieron de Carmelo a exigir justicia por Aldo Perrini; estuvo Plenaria Memoria y Justicia con una pancarta que decía "La impunidad se sostiene con silencio y represión. Basta de impunidad ayer y hoy"; estuvo la Asociación de Estudiantes de Educación Social con un cartel que expresaba: “El Sirpa tortura, el gobierno calla. Verdad y Justicia, ayer y hoy”; estuvo la Mesa Permanente Contra la Impunidad, la FEUU, la Coordinadora de Estudiantes de Secundaria, sindicatos, organizaciones sociales, etcétera. Estuvo también José Mujica, La Diaria levantó declaraciones de Ignacio Errandonea, integrante de Madres y Familiares, que declaró ante la visita del presidente que: "no entendemos que muchas veces haya falta de decisión, y parece contradictorio que se asista a la marcha, se sea solidario, pero a la vez no se den las órdenes para que se desclasifiquen archivos, para tener acceso a eso, y no se instrumenten los mecanismos para buscar la verdad en profundidad”.